Argentina

Decepción total: Argentina empata con Islandia y deja mucho que desear

Argentina no pudo romper el cerrojo de Islandia, que termina empatando con Islandia, lamentablemente, no se le dió al cuadro albiceleste, que además, Messi fallaría un penal, y dos penales no cobrados, uno para cada equipo. Caballero, deja muchas dudas en cuanto de seguridad se habla en la portería argentina.

El primer tiempo fue de mucha acción y ansiedad, con idas y venidas a lo largo de todo el campo de juego y una claro dominio argentino. Durante los primeros minutos, se notó el nerviosismo de los jugadores, algo ansiosos por buscar la apertura de la cuenta, pero cuidando de no resguardar demasiado la zaga.

A los 18 minutos de juego, un bombazo del Kun Agüero desató la alegría de la hinchada albiceleste, luego de recibir un balón rechazado y disparar con potencia para abrir el marcador. Golazo del jugador del Manchester City.

Pero la alegría duró poco, ya que a los 23′ un mal despeje defensivo permitió que se generara una serie de rebotes al interior del área argentina, que finalmente aprovechó Finnbogasson para batir a Caballero.

En los minutos siguientes de partido los argentinos fueron perdiendo claridad y se mostraron a ratos desorientados en el campo de juego, lo cual fue aprovechado por Islandia para generar presión en la salida y una ordenada gestión defensiva.

A los 63′ el Kun cayó en el área de forma dudosa y el árbitro cobró la pena máxima, pero Messi desperdició la oportunidad de poner a Argentina arriba en el marcador, al fallar desde los doce pasos.

Con el reloj corriendo a la vleocidad del rayo, Sampaoli realizó su último intento de forzar la ventaja, reemplazando a Maximiliano Meza por Gonzalo Higuaín.

Argentina luchó, presionó y fracasó. Islandia le puso un candado irrompible en el área y el partido acabó con un empate que sorprendió a todos.

Una de los graves errores que presenta Argentina, es Caballero sabiendo que Armani se encuentra en su mejor momento. Pedía titularidad porque en los últimos seis meses dio más sensación de seguridad que Batman en Ciudad Gótica. Pero también se imponía como el ideal por su cualidad de “arquero salvador” (como Halldórsson, verdugo de Messi), imbatible, pese a no tener ese “roce europeo” y ni siquiera ese “roce de Selección”, hablando de intangibles.

El empate contra Islandia huele, indudablemente, a frustración y, seguramente, también huele a cambios.