Barcelona empató ante el Benfica y se juega la vida ante el Bayern Múnich

Barcelona, empató sin goles ante el Benfica que pudo hasta ganar el partido, por la jornada 5 de la Champions League, suma 7 puntos pero se jugará al vida ante un ya clasificado Bayern Múnich en Alemania.

Los culés saltaron al terreno de juego con un nivel altísimo de intensidad, presionando arriba, recuperando rápido el balón tras pérdida y buscando ataques muy directos. Inquietaron ocasionalmente por banda derecha con Yusuf Demir, pero el peligro azulgrana aparecía casi siempre con el carril central, con las conducciones de sus centrocampistas. Desde la velocidad y la potencia física, los dirigidos por Xavi empezaron a ahogar al Benfica, que no llegaba nunca a tiempo para cortar las secuencias de pases del rival.

Con el paso de los minutos, el partido se fue equilibrando. El Benfica salió vivo del asedio de los locales y dejó de sufrir tanto cerca de su propia área. Aproximadamente en el último cuarto de hora, los portugueses incluso generaron un par de contraataques y estuvieron muy cerca del gol desde jugadas a balón parado. Al minuto 34, ‘O Glorioso’ tuvo una ocasión clarísima de gol, con un cabezazo de Yaremchuk desde un córner y tenía que aparecer Ter Stegen con una atajada milagrosa para salvar al Barça. Un minuto más tarde, de nuevo desde un córner, a Otamendi le quedó un rebote, sacó un disparo potentísimo y marcó el que era el gol de la ventaja para los visitantes, pero fue anulado porque la pelota había salido por la línea de fondo.

Te puede interesar: Chelsea derrotó a la Juventus por la Champions League

En la segunda mitad, Los locales no impusieron su ritmo ni tuvieron el dominio en el medio del campo que los había llevado a ser tan superiores en el primer tiempo. El Benfica cerró bien los espacios, se lanzó más a la presión en la salida del Barça y les cerraron las líneas de pase. Fueron pocas las ocasiones en las que los culés jugaron con fluidez y tuvieron el vértigo que buscaban en el último tercio del campo.

En los minutos finales del juego, el Barça se volcó desesperado al ataque. El Benfica ya no atacaba, se defendía muy cerca de su propia área, apostando al empate… pero sufrían. Los locales dominaban, estaban plantados en campo contrario. Encontraron el gol en los últimos cinco minutos del tiempo reglamentario, con un centro que Araújo remató de cabeza a la perfección, pero el tanto fue anulado por fuera de juego del central uruguayo.

En una de las últimas jugadas del partido, Seferovic tuvo en sus pies el gol para el Benfica. El Barcelona quedó muy expuesto atrás y Darwin Núñez avanzaba muy solo en campo contrario. El uruguayo le dejó el balón a Seferovic, éste quedó mano a mano con Ter Stegen y se las ingenió para fallar un gol clarísimo que le daba una victoria clave al equipo portugués.

Barcelona visitará al Bayern Múnich donde solo tiene que ganar para seguir en carrera, mientras que el Benfica recibe al Dinamo Kiev donde buscará también ganar si o si y esperar el partido de los catalanes para buscar su clasificación a los octavos de final de la Champions League.