Brasil 1950

Fase Final: Uruguay, Bicampeón del Mundo

Al finalizar la fase de grupos, los líderes de cada grupo pasaron a una siguiente etapa: Un grupo donde las 4 selecciones se enfrentan en todos contra todos y el ganador de la fase, se convierte en el nuevo campeón del mundo.

Brasil hizo un buen partido frente a Suecia, goleando por 7 a 1 y a España por 6 a 1. Marcando 13 goles a favor. Por otro lado, Uruguay cumplió sus dos partidos empatando uno 2 a 2 frente a España y venciendo a Suecia por 3 a 2..

Al llegar a la última jornada, los únicos paises con opción a título eran Brasil(4 puntos) y Uruguay(3 puntos), que debían enfrentarse en la última fecha.

El tercer puesto fue para Suecia, que venció a España por 3 a 1.

LA GRAN FINAL

Brasil, sólo necesitaba un empate para ser campeón, mientras que Uruguay, estaba obligado a ganar.

Los principales diarios brasileros, daban como campeón a Brasil. Muchos titulares aparecian: “Brasil Campeón Mundial de Fútbol 1950”. Incluso el presidente de la FIFA ya tenía su discurso en portugués,

El 16 de julio de 1950, a las 15 horas, en el estadio de Maracaná con casi 200 000 espectadores. Jugaron los dos seleccionados donde Brasil iba con todo para ser campeón, pero Uruguay, su entrenador les pidió que sólo esten a la defensiva para no sufrir una derrota humillante. Sin embargo, Obdulio Varela les reclamó todo lo contario al momento que el DT Uruguayo saliera del campo, y dijo estas palabras: “Juancito es un buen hombre, pero ahora se equivoca. Si jugamos para defendernos, nos sucederá lo mismo que a Suecia o España”.

Durante el primer tiempo, Brasil dominó todo el encuentro. Tras la reanudación, Friaca marcaba el primero para Brasil y el título parecía que estaban en sus manos. Pero la garra charrúa nunca se le da por muerto. Al minuto 66 vino el empate y al minuto 79 un gran ataque de Ghiggia y Julio Pérez por la banda derecha, dieron la gran remontada y el gol del título. El estadio, quedaba en un profundo silencio, tal como lo recordó Ghiggia:

“Solo tres personas en la historia han conseguido hacer calla al Estadio Maracaná: El Papa, Frank Sinatra y yo”.

Brasil buscaba con todo el empate por todos los medios, pero fue demasiado tarde. El estadio en silencio, celebraba Uruguay el bicampeonato.