Catar 2022

Copa del Mundo Catar 2022: El mundial de los esclavos / Copa mundial de la vergüenza

Finalizada la Copa Mundial de Rusia 2018, se viene un nuevo reto para las naciones: Catar 2022. La fiesta se encuentra en el país con excelente desarrollo donde será la gran fiesta del fútbol dentro de 4 años. El problema, es las pésimas condiciones en que los trabajadores viven actualmente, donde más de uno falleció en plena construcción de los estadios.

Se confirma que Catar fue elegido la sede gracias a la “Compra de votos”.

En pleno siglo XXI, Catar es el infierno de la esclavitud, los estadios están manchados de sangre. En el año 2010, FIFA dio a Catar la oportunidad de ser la sede de la Copa del Mundo 2022 y a partir de ese momento, implementa un plan de construcción de megaestadios e infraestructuras, pero, comenzaron las denuncias sobre violaciones de los derechos humanos. ¿Y las víctimas? Los obreros migrantes, en su mayoría oriundos de Nepal, uno de los países más pobres del planeta.

Miles de migrantes van a Catar en busca de un mejor futuro, debido a que cuenta con el mayor ingreso per cápita del mundo y posee la tercera reserva de gas del planeta. Pero, la gran mayoría no corre con la suerte que se habla, debido a que los migrantes de países más pobres: Nepal, Tailandia, Filipinas, Bangladesh, India, etc. son retenidos sus pasaportes y forzados a vivir en las peores condiciones y obligados a realizar trabajos forzados con un pago miserable.

Miles de organizaciones presentaron documentos ante la FIFA con pruebas sobre los abusos contra los derechos humanos, pero, FIFA ignora y no hace nada para afrontar dicha injusticia.

La Organización Internacional del Trabajo se acercó a Catar para registrar todo lo que se vive, al evaluar denunciaron lo siguiente:

  • Terribles condiciones de vida: Vimos a hombres durmiendo en literas en habitaciones para ocho o más personas. Sin embargo, el derecho qatarí y las Normas para la Protección de los Trabajadores permiten como máximo cuatro camas por habitación y prohíben el uso compartido de camas y el uso de literas.
  • Mentiras sobre el salario: Los agentes de contratación, además, hacen falsas promesas respecto al salario que recibirán los trabajadores, y sobre la clase de empleo ofertado. Los 300 dólares al mes que a un hombre de Nepal le habían prometido que iba a cobrar resultaron ser sólo 190 una vez que empezó a trabajar en Qatar. Cuando los trabajadores explican a la empresa que les habían prometido un salario superior, ésta se limita a hacer oídos sordos. Así lo recuerda Mushfiqur, jardinero de la Aspire Zone: “El gerente sólo dijo:‘Me da igual lo que te hayan dicho en Bangladesh. Cobrarás este sueldo y nada más. Si sigues protestando les diré que cancelen tu visado y te manden de vuelta a casa’”.
  • No poder abandonar el estadio ni su campamento: Algunos empleadores no expiden o renuevan el permiso de residencia a sus trabajadores, a pesar de que están obligados a hacerlo según el derecho qatarí. Con estos documentos de identidad, los trabajadores pueden demostrar que tienen permiso para vivir y trabajar Qatar. Sin ellos, pueden ser encarcelados o multados. Por esta razón, algunos de los hombres que trabajan en las obras del estadio Jalifa tienen miedo de aventurarse más allá de la zona de obras o del campamento donde viven los trabajadores.
  • No poder salir del país ni cambiar de trabajo: Los empleadores habían confiscado el pasaporte a todos los trabajadores con los que hablamos. De hecho, si quieren salir de Qatar, deben conseguir un “permiso de salida” aprobado por su empresa. Pero los empleadores suelen hacer caso omiso de estas solicitudes, o incluso amenazan a los trabajadores, diciéndoles que no pueden marcharse hasta que termine el contrato, lo que podría significar otros dos años.
  • Ser amenazados: Si los trabajadores se quejan de las condiciones o piden ayuda, normalmente son intimidados y amenazados por sus empleadores. Así nos lo contó un migrante que trabajaba en las obras del estadio Jalifa: “Fui a la oficina de la empresa, le dije al gerente que quería irme a mi país porque siempre recibía la paga con retraso. Me dijo a gritos: ‘Sigue trabajando o no te irás nunca’”.

Les dejo un vídeo referente al infierno en Catar 2022:

 [embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=y-EofyV440Y[/embedyt]

Les dejo otro vídeo:

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=lupFui2adPs[/embedyt]

Finalmente, dejo este vídeo:

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=P6VrIBeaaSs[/embedyt]

La gran pregunta es: ¿Merece Catar ser la sede de la Copa del Mundo?