Después de 64 años: Gales vuelve a una Copa del Mundo

Gale vuelve a una Copa del Mundo después de 64 largos años, derrotó por la mínima diferencia a Ucrania en el último cupo de la repesca europea.

Ucrania fue arrolladora en varios pasajes de partido, pero Gales tuvo esa fortuna que también se necesita en instancias tan importantes.  Wayne Hennessey, experimentado arquero de última temporada en Burnley, trabajó duro ante los intentos del rival, también toda su defensa que bloqueó con alma y corazón cada tiro largo.

Gales logró más con mucho menos, y en su primer tiro limpio a los tres postes. A diez minutos del descanso Gareth Bale lanzó el venenoso tiro libre que el capitán Andriy Yarmolenko cabeceó involuntariamente contra propia puerta.

Te puede interesar: Lapadula le da la victoria a la Selección Peruana ante Nueva Zelanda

La desventaja pinchó a Ucrania, que todas formas se recupero y lo siguió intentando, con Oleksandr Zinchenko como bandera ofensiva. Gales trabajó muy duro para sostener la diferencia y recién en el tramo final del partido pudo acercarse al segundo gol, pegó un tiro en el poste y Buschan le ahogó el grito a Bale.

Hennessey, figura de la lluviosa jornada, le atajó a Dovbyk una pelota que vale una clasificación Mundialista.

Era la noche de Gales y así lo fue, de la mano de Rob Page y con varios jugadores con importante recorrido en la elite llega a su primera Copa del Mundo en 64 años. Histórico para el fútbol del país, y también para la nación.