Dortmund goleó al Mönchengladbach por la jornada 23 de la Bundesliga

El cuadro del Dortmund, derrotó sin problemas al Mönchengladbach con un contundente 6 – 0, por la jornada 23 de la Bundesliga, suma 49 puntos y le sigue de escolta del Bayern Múnich.

A los 5 minutos, Thorgan Hazard y Giovanni Reyna hicieron una jugada de los hermanos Korioto del recordado dibujo animado japonés. Entre el belga y el estadounidense le pagaron a la pelota que Yann Sommer mandó de manera providencial al córner.

A los 22 minutos del primer tiempo lo tuvo la visita pero Kobel tapó con los pies el derechazo de Kouadio Kone. De estar cerca de ponerse en ventaja, los Potros pasaron a estar abajo en el score ya que, cuando iban 25, Marco Reus puso el 1 a 0. El delantero caputró un rebote de Sommer tras un un bombazo de Donyell Malen y no perdonó al conjunto de Adi Hütter.

Stefan Lainer pudo igualar para Borussia Mönchengladbach después de una linda combinación con Breel Embolo aunque nuevamente Kobel tapó con sus piernas. Como si hubiese sido una fotocopia de lo sucedido anteriormente, al rato el Dortmund volvió a anotar. Reus asistió a Malen apenas pasada la media hora inicial y el neerlandés, con un mano a mano delicioso, no falló para poner las cosas 2 a 0.

Te puede interesar: Betis derrotó al Mallorca y se afianza en el tercer lugar de LaLiga

El arquero local volvió a ser clave antes del descanso para taparle el descuento a Florian Neuhaus. Los Potros tampoco tuvieron fortuna en el inicio de la complementaria porque el palo se lo negó al austríaco Lainer. Y la diferencia estuvo cuado el Aurinegro apretó el acelerador para liquidar el asunto. A veinte para el cierre definitivo, Marius Wolf recibió un pase de Reus para romper el arco a Sommer y poner el 3 a 0.

Ya con una ventaja difícil de descontar, el cotejo se rompió por completo. Wolf, merodeando en la medialuna, abrió hacia la derecha, Reus mandó un centro rasante y Youssoufa Moukoko empujó a la red para estirar la brecha. A los 36 cuando Mats Hummels metió un pase filtrado para Reus que, cara a cara, firmó la tarjeta de una noche inolvidable. Y la frutilla del postre la puso Emre Can de penal.

Borussia Dortmund brilló después del papelón de Europa League, goleó 6 a 0 al Mönchengladbach y no se bajó de la pelea por el título de la Bundesliga.