Ejemplo a seguir: Jugador vuelve a jugar tras perder a la visión

Omar Elabdellaui ha demotrasdo que en esta vida nada es imposible y acaba de dar una lección de vida. En la nochevieja del 2020. En esa noche un fuego artificial impactó con su cara, perdiendo la visión porque la pólvora penetró sus ojos quedando prácticamente ciego.

El jugador tuvo que ser operado hasta en 11 ocasiones para poder restaurar la visión.

Te puede interesar: Everton derrotó al Monagas por la segunda fase de la Libertadores

Después de un año y dos meses, el jugador volvió a jugar tras perder la visión, siendo titular en la victoria de su club el Galatasaray frente al Goztepe.