Escándalo: “El presidente de la Federación tenía una habitación secreta donde violaba a niñas”

La ex jugadora Khalida Popal, contó a El Mundo que tuvo que abandonar el país tras recibir miles de amenazas por parte de la Federación de su país, informa el Diario AS.

Hace unos días, la ex jugadora estuvo por España para presentar Girl Power, una organización destinada a proyectar a mujeres refugiadas en el fútbol. Tuvo que abandonar su país tras recibir muchas amenazas por sólo jugar al fútbol, un deporte considerado de hombres en dicha nación.

La entrevista fue dada a El Mundo, donde ha contado todos los detalles sobre los abusos sexuales vividos por parte de la Federación de Afganistán por parte del presidente, Keramuddin Keram, actualmente ‘suspendido’ por FIFA pero sigue en el cargo.

“Algunos de los representantes de la Federación comenzaron a abusar de nuestras jugadoras. Nos quejamos. Produndizamos. Yo comencé mi propia investigación. Encontré que el autor de esa violencia era el presidente de la Federación de Fútbol de Afganistán. Tiene una habitación secreta e su oficina donde mete a las niñas. Y allí las viola y después las suelta”.

Popal, desde el exilio, ayudó a que todo este proceso saliera a la luz. Pero como ya es costumbre de la FIFA, igual como sucede con Catar, el proceso demorará un año y la Fiscalía afgana no hace nada para avanzar con la denuncia.

Actualmente, se encuentra en Copenhague, Dinamarca, lejos de todas las amenazas de muerte y los intentos de violación sufridos en un país donde ella sabe que nunca va a refresar, aunque consiguió sacar a su familia de Afganistán.

La entrevista completa lo encuentras aquí