Fase Final Uruguay 1930

Uruguay: Primer campeón del mundo

Finalizada la fase de grupos, comenzaron las semifinales del torneo donde se encontraban los grandes favoritos: Argentina y Uruguay.

El 26 de julio se dio inicio a la primera semifinal, donde se enfrentaron Argentina contra los Estados Unidos, un partido donde los argentinos dominaron y vencieron 6 a 1.

La segunda semifinal fue el 27 de julio donde los locales se enfrentaron a Yugoslavia, fue una gran victoria de la selección uruguaya por 6 a 1 y logra clasificar a la gran final del día 30 de julio.

La gran final fue una fiesta pero a la vez una pesadilla para los argentinos, desde el comienzo del mundial, los dos países tuvieron rivalidades que se vio desde el inicio del torneo, desde el comienzo del torneo, los argentinos fueron insultados y les lanzaban cosas. La gran rivalidad de ambos, obligó a que el árbitro John Langenus pidiera presencia policial.

Una condición del árbitro belga John Langenus, fue el de disponer de un barco en el puerto una hora antes del anuncio final, en caso de problemas de seguridad.

Lo que debería ser una fiesta, terminó siendo una guerra. Argentina comenzaba ganando al final del primer tiempo por 2 a 1, después, Uruguay el dio vuelta venciendo 4 a 2.

Máximos goleadores:

  • Guillermo Stábile Argentina 8
  • José Pedro Cea Uruguay 5
  • Guillermo Subiabre Chile 4
  • Bert Patenaude Estados Unidos 4
  • Juan Peregrino Uruguay 3
  • Ivan Beck Yugoslavia 3
  • Carlos Peucelle Argentina 3
  • Preguinho Brasil 3

Lo triste:

El defensor Luis Monti, una de la estrellas del equipo argentino, fue amenazado de muerte la noche anterior, al igual que su familia, por dos espías italianos de régimen fascista de Mussolini, si la Argentina ganaba.​ El propio Monti, quien luego del mundial fue reclutado por Mussolini para la selección italiana,​ expresó para un semanario años después: “Cuando volvimos para jugar el segundo tiempo había como trescientos militares con bayonetas caladas. A nosotros no nos iban a defender”.​ Muchos jugadores argentinos temieron por sus vidas cuando al descanso de la final del Mundial ganaban 1:2 a Uruguay. “Mejor que perdamos, si no aquí morimos todos”, llegó a decir Fernando Paternoster a sus compañeros en el vestuario.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.