Francia 1938

Mundial de Fútbol Francia 1938, previo a la Segunda Guerra

La Copa Mundial de Fútbol 1938, fue muy accidentada, debido a los conflictos políticos que estaban pasando en estos momentos, previos a la segunda guerra mundial, de todas maneras, se propuso realizar el mundial.

La elección de sede para la Copa Mundial de 1938 tuvo lugar en Berlín (Alemania) el 13 de agosto de 1936, con las candidaturas de Francia, Alemania y Argentina sobre la mesa, los miembros de la FIFA eligieron por mayoría absoluta al país de Francia.

Los argentinos daban por seguro que serían los organizadores, después de que el presidente de la FIFA y fundador de la Copa, Jules Rimet, se lo insinuara a los dirigentes de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) en una visita oficial. Según su versión, interpretaban que habría alternancia entre los continentes de Europa y América para cada edición. Sin embargo, varios dirigentes del fútbol galo como Henri Delaunay y Robert Guérin (expresidente de la FIFA) hicieron cabildeo para que Francia presentara un proyecto. Rimet quedó convencido, y el resto de los miembros se declinaron a favor de los europeos por el número de estadios y por cuestiones de transporte.

Al no haber alternancia, casi todos los países de América renunciaron a la fase clasificatoria. Uruguay seguía molesta con el peso de Europa en la FIFA y su ausencia mayoritaria en el Mundial de 1930, así que la Asociación Uruguaya de Fútbol no se inscribió. Del mismo modo actuaron México y Colombia. La AFA solo quería participar si no jugaban eliminatorias, y aunque la FIFA se lo planteó, los clubes de Primera División presionaron a la AFA porque no querían ceder a sus futbolistas. Por esta razón, Argentina se ausentó de la Copa Mundial por vez primera en su historia. Brasil, interesada en organizar la edición de 1942, sí asistió y fue el único representante sudamericano.

La Copa Mundial de 1938 se celebró en un contexto de crisis política a finales de la década de 1930. España estaba inmersa en una Guerra Civil desde hacía dos años, y el auge totalitario en Italia y Alemania suponía una amenaza para la libertad de Europa. Tres meses antes de la Copa Mundial, el régimen de Adolf Hitler se había anexionado el estado de Austria como una provincia del III Reich, dentro de su política expansionista. Esto afectó a la organización porque Austria, que estaba clasificada para la fase final, dejó una plaza vacante. En respuesta, el público francés fue muy hostil contra italianos y germanos en sus partidos, mas de Alemania con su saludo Nazi. En Asia la situación también era complicada debido a la segunda guerra sino-japonesa.

La fase de Europa tuvo dificultades para configurar las eliminatorias. Un ejemplo fue el Suiza contra Portugal: los suizos no querían ir a Lisboa para no cruzar una España en guerra, así que se acordó un partido único en Milán que terminó en victoria helvética. Egipto y Palestina, únicos representantes de África y Asia Occidental respectivamente, acabaron en los grupos europeos porque no tenían rivales más cercanos en sus continentes. Los palestinos cayeron ante Grecia, mientras que a Egipto se le expulsó por negarse a jugar contra Rumanía en ramadán. Las cuatro selecciones británicas también quedaron fuera porque no formaban parte de la FIFA. Los únicos debutantes del viejo continente fueron Noruega y Polonia.

La ausencia más lamentada fue la de Austria. Aunque se había clasificado, Alemania se anexionó el país tres meses antes de la inauguración.

El cupo norteamericano quedó cubierto con Cuba, debutante en la Copa Mundial gracias a la renuncia de todos sus rivales. Inicialmente prevista una eliminatoria directa entre cuatro países, la salida de Colombia y El Salvador llevó a plantear una fase triangular en La Habana entre Cuba, Costa Rica y Guayana Neerlandesa. El ganador viajaría a Francia para enfrentarse a un país sudamericano. No obstante, la retirada de costarricenses y guayaneses por razones económicas dio a los cubanos un pasaje directo a la fase final, pues al llegar a Europa no tenían más contrincantes.​

De igual modo se produjo la clasificación de Indias Orientales Neerlandesas (actual Indonesia), primer representante de Asia en los mundiales. En enero de 1938 estaba previsto que disputase un partido contra la selección de Japón en Saigón (Indochina). Los nipones renunciaron por la guerra sino-japonesa y las Indias, sin plaza garantizada, debían viajar en mayo hasta Róterdam (Países Bajos) para enfrentarse a Estados Unidos, único rival norteamericano. Los estadounidenses no quisieron hacer un desplazamiento tan largo, y aunque Guayana Neerlandesa pidió reemplazarlos, pues al ser colonia neerlandesa no tenía problemas para el viaje, la FIFA no lo permitió.​

Después de todos los conflictos, el mundial dio inicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.