Jugador muere en pleno partido sabiendo que tenía problemas cardiacos

El fútbol se encuentra de duelo. El jugador de Burundi, el joven Papy Faty de 28 años, perteneciente al Malanti Chiefs de Swazilandia, falleció a consecuencia de un infarto en mitad de un partido ante el Green Mamba en el Killarney Stadium.

El jugador africano, padecía un problema cardiaco y el día anterior, hizo una entrevista a un medio local en el que reconocía que los médicos le habían advertido de que podía morir sino colgaba las botas por una dolencia cardiaca crónica. Lamentablemente, el jugador hizo caso omiso a las recomendaciones.

Balonmano: Hallan el cuerpo sin vida del legendario Sergey Pogorelov

El jugador fue atendido en el momento, pero una vez desplazado al hospital sólo pudieron certificar su muerte. A sus 28 años, Faty ha sido uno de los jugadores claves para que su selección, logre clasificar para la Copa de África por primera vez en su historia.

Faty, logró jugar en el fútbol europeo, donde jugó tres temporadas con el Trabzonspor de Turquía. No pudo brillas y pasó por varios equipos en calidad de préstamos, volviendo a África.

Faty, fue sometido en enero a un chequeo médico y fue detectado con la enfermedad cardíaca y fue aconsejado a realizarce una operación o sino, dejar el fútbol. Faty negó los consejos médicos y fichó por los Malanti Chiefs tras dejar el Bidvest Wits.