Lamentable en Grecia

SUSPENDEN la Superliga debido al escándalo del partido PAOK-AEK

El presidente del club de Salónica ingresó armado al campo de juego y amenazó al árbitro, por lo que el Gobierno helénico decidió suspender indefinidamente el torneo.

Un encuentro donde se jugaban el primer y segundo puesto de la Superliga, un partido muy intenso que estaban empatados hasta el minuto 89, vino un gol a favor de los locales muy polémico donde se estaban reduciendo a 5 puntos sobre el líder, pero el gol fue anulado. Es muy polémico, para mi parecer, Opinión personal, fue mal anulado debido a que el jugado que estaba en posición adelantada, nunca participa en la jugada del gol, pero como repito, es muy polémico y muy difícil de tomar una decisión en ese momento del encuentro.

“Al principio no sabíamos que tenía una pistola, luego lo vimos. Que el dueño del PAOK salga por el árbitro con alguna intención… se vio que se llevaba la mano a la cintura porque tenía la pistola”, declaró Manolo Jiménez, entrenador de AEK, a Carrusel Deportivo.

El árbitro del partido anuló un gol a PAOK en el tiempo extra, que habría permitido al equipo de Salónica acercarse al líder, AEK de Atenas. Ivan Savvidis, máximo mandatario del dueño de casa fue una de las personas, ajena a jugadores y árbitros, que entró en el césped a pedirle a sus futbolistas que abandonaran el campo y para quejarse de la actuación arbitral, quien había dado por bueno el tanto en primera instancia para invalidarlo posteriormente. Las protestas podrían haber llegado a las amenazas, señala el diario Record.

El encuentro fue suspendido, con los jugadores del AEK abandonando después el campo, al igual que los colegiados, quienes se retiraron a los vestuarios para no volver a ingresar tras el tumulto vivido.

El Gobierno griego ha tomado la decisión de suspender la Superliga de ese país de forma indefinida tras los episodios vividos este domingo en el encuentro entre PAOK y AEK, donde el presidente del equipo local, Ivan Savvidis, entró armado al terreno de juego y amenazó al árbitro del partido.

“Lo que vimos es un ataque al honor del fútbol griego. Dañan al club y a los seguidores del equipo. Que alguien entre al campo con una pistola es una provocación inadmisible, independientemente de lo que haya ocurrido”, había afirmado antes de la medida Panos Skurletis, el ministro del Interior griego, en declaraciones a la agencia de noticias griega AMNA.

Es una pena que haya pasado esto en Grecia, ojala se tomen las medidas para evitar este tipo de situaciones y esperar sanción a los culpables.

Fuente:

directvsports

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.