Confesión del portero histórico del Liverpool Grobbelaar: “Fui obligado a matar”

Imagen: Archivo MD

El portero histórico del Liverpool, Grobberlaar, comenta en una entrevista que antes de tocar el cielo con el fútbol, vivía un infierno. “Fui obligado a matar”, fue una confesión que hizo a la BBC World Football.

“Tú no eres la misma persona una vez que los has hecho… Tienes que vivir con las consecuencias por el resto de tu vida”, fueron las palabras del sudafricano, quien actualmente, tiene 60 años. y también agregó: “Los recuerdos se han calmado un poco, pero hay momentos en los que estoy con mis amigos de África y les gusta hablar sobre eso. A mí, no. Después de hablar de ello, durante un periodo de dos o tres semanas tengo sudores fríos y me despierto nuevamente con esos sentimientos”.

Según comenta el portero, el sirvió al ejército de Rodesia(Hoy conocido como Zimbabue), en la guerra civil de aquel país. Fue reclutado para un período de once meses que terminaron siendo dos años: “Trabajó como rastreador de enemigos, se vio obligado a matar y vio morir a tres grandes amigos durante la guerra”.

“EL FÚTBOL ME SALVÓ”, afirmó el exportero, quien llegó en 1981 a Liverpool, donde estuvo 13 años, siendo el mejor equipo del continente en 1984, tras vencer a la Roma en la Final.