Sicario de Pablo Escobar: “El amor por el fútbol le perdonó la vida a Ricardo Gareca”

Algo escalofriante acaba de decir “Popeye”, sicario de Pablo Escobar, en ese entonces, Ricardo Gareca era goleador del club América de Cali y pudo ser asesinado por un coche bomba en la década de 1980. Actualmente, Ricardo Gareca es el DT de la selección peruana e hizo historia tras volver a clasificar a Perú a una Copa del Mundo.

¿Por qué iba ser asesinado? Lamentablemente para esa época, hubo muchas peleas sangrientas entre cárteles colombianos, en ese momento, Pablo Escobar se encontraba en disputas con otro cártel como lo era el Cártel de Cali, así lo ha declarado John Jairo Velásquez, mas conocido como “Popeye” en una entrevista con el diario peruano “El Popular” que fue realizado “Vía WhatsApp”, antes de ser recluido en prisión hace algunos días.

“Pablo Emilio Escobar tenía en cuenta a todos los jugadores del América de Cali, estábamos en guerra. Incluso secuestró a jugadores de Cali para que entregaran a los Rodríguez Orejuela(Capos del cártel de Cali), y como no cooperaron mataron a la familia de Pedro Enrique Sarmiento, quien actualmente es un técnico exitoso, pero no cooperó”, aseguró “Popeye” en el marco de dicha entrevista.

Asimismo, sostuvo que “Ricardo Gareca siempre estuvo en la mira de Pablo Escobar, sin embargo, no llegaron a él”. “El amor por el fútbol del Patrón salvó a Ricardo Gareca, pues a él y a los otros jugadores del América de Cali se contempló colocarles un carro bomba, ya que el cártel de Cali le colocó un carro bomba a la familia de Pablo”, reveló el exsicario.

“La mafia dañó mucho al fútbol colombiano. Pablo Escobar tenía el control del Independiente de Medellín, el Atlético Nacioanl, así como Gonzalo Rodríguez(Alias “El Mexicano”) socio del patrón, tenía al Millonarios”, indicó Popeye.

Ricardo Gareca tuvo una exitosa carrera en América de Cali, donde fue goleador y tres veces consecutivas fue subcampeón de la Copa Libertadores de América, tras ello, regresó a su país natal para estar en el Vélez.